logo

(+56) 72 2451724

info@casg.cl

Bernardo O’Higgins 567

Coltauco

08:00 - 13:00 14:00 - 18:00

Lunes a Viernes

Ideales

Los ideales que nos motivan y orientan

  1. La educación y el colegio que queremos no es una institución moralizante, donde unos enseñan y otros aprenden. Aquí todos aprendemos de todos, en igual dignidad y condición. Esto no significa desconocer el rol, funciones y responsabilidades propias y específicas de los profesores. Lo que decimos es que el aprendizaje es fundamental para todos, y es fruto de diálogo y trabajo colaborativo. Los profesores animan, coordinan y dirigen esta tarea, pero los principales actores serán siempre los estudiantes. Y los profesores también aprendemos de ellos.Queremos que nuestros estudiantes aprendan fundamentalmente tres cosas:
  • las habilidades que les permitirán usar esos contenidos para dar respuestas y soluciones creativas a los problemas que enfrenta el mundo;
  • los contenidos del currículum, el conocimiento de las diversas disciplinas y asignaturas;
  • y, sobre todo, las actitudes, los valores, que les motivarán a poner todos sus talentos en beneficio del bien común.
  1. Sin desconocer lo anterior, los profesores son profesionales de la educación. Y esto exige profundo respeto y afecto a su labor. No son infalibles, pero tampoco personas que no sepan hacer su trabajo. Hoy cualquiera se siente con el derecho de evaluar y juzgar, de intervenir y proponer acciones en materia de educación. Aquí, entre nosotros, debe primar el respeto y el aprecio a la dignidad de los educadores y a todos quienes colaboran con ellos, así como el legítimo reconocimiento de sus responsabilidades, funciones y tareas.
  1. El diálogo abierto y respetuoso es lo que debe primar en nuestras relaciones humanas y profesionales. Nos gusta un colegio puertas abiertas, que no es lo mismo que un colegio sin puertas. Un colegio sin puertas es como una feria libre, donde cada quien pasea, observa y toma lo que le sirve, indiferente ante las acciones de los demás. Aquí trabajamos en colaboración de unos con otros, y el compromiso de los padres y las familias con la educación de sus hijos es fundamental para los resultados que esperamos.
  1. Creemos que todos los niños y niñas pueden aprender, y en este sentido nuestro proyecto educativo es inclusivo. La situación socioeconómica de una familia no es impedimento para formar parte de esta comunidad, pero tampoco es excusa para no trabajar y aprender. Al contrario, deseamos ayudar a los más pobres dándoles las herramientas que les permitirán superar sus carencias y limitantes. Creemos que la educación abre puertas, y rompe círculos de pobreza.
  1. Nos gusta un buen clima de trabajo, fraterno, ordenado y disciplinado. Todo ello en función de los aprendizajes. La disciplina en sí misma no tiene mayor sentido, sino que está al servicio de las metas que nos vamos planteando. Pero esto no es magia, ni tarea de una sola persona. Un buen clima y una sana convivencia escolar es fruto de la voluntad y el esfuerzo de todos y cada uno de los miembros de esta comunidad. Contamos con ustedes para proyectar esta común unidad, que es el Colegio Amada Sofía.